La puerta abierta

Image:La puerta abierta
03. Sep, 2018 Escrito por: Glen Plake
COMPARTE ESTA PáGINA

 

Mi abuelo Bob fue una de esas personas que vivía con la convicción de que cada cosa que se avería se puede reparar. Con esta idea quiso contagiarme, siempre me encargaba realizar distintas tareas. Por eso muy pronto me encantó jugar con los karts. Los chicos amábamos la velocidad y la emoción. Después soñaba con vehículos tuneados, una gran parte de mi vida mecánica estuvo también dedicada a las bicicletas. He reparado camiones y vehículos de amigos, así pude mejorar mis conocimientos de mecánica. Más tarde las motos sustituyeron a los karts, posteriormente en mi empezó a surgir una pasión por los coches de carreras. Mi primera experiencia de competición real comenzó al tunear una lancha de carreras. Más adelante tuve la sensación de estar preparado para afrontar los retos automovilísticos. Cerca de mi residencia de verano tengo tres circuitos de carreras. Con los años he ido pasando allí cada vez más tiempo. De esta manera he podido distraerme mientras esperaba la llegada del invierno. Así pude hacerme conocido por mi destreza en la mecánica.

Las puertas se abren.

Durante una travesía de pesca en la bahía de California seguí por primera vez como espectador la carrera Baja 1000. Los vehículos pasaban a nuestro lado 24 horas al día. Una mañana, muy cerca de nosotros, se detuvo un camión de carreras averiado. Estaban sin conexión de radio y por supuesto no podían llegar a los mecánicos. Les ofrecí ayuda e inmediatamente me di cuenta de que también tenían problemas con la entrada de combustible. Me quedé sorprendido cuando me preguntaron: “¿no es usted el esquiador Glen Plake?”. Antes de agradecerme la ayuda prestada me preguntaron si alguna vez me gustaría colaborar con ellos en una carrera. Ocho meses después fui conductor en el Grand Prix Toyota Celebrity de Long Beach, en California. El camión que ayudé a reparar en la carrera Baja 1000 fue desmontado en el aparcamiento. Pregunté por el conductor. Cuando volví a verlo me ofreció ser su copiloto. “Baja 1000, ¿estáis bromeando?”. Cuando era niño tenía encima de mi cama pósters de esta carrera y ahora… Para abreviar la historia. Después de haber recorrido treinta millas se nos estropeó la caja de cambios. Este fue el comienzo de la historia de mis cinco años del equipo Kia de camiones. Hemos colaborado tres veces también en la legendaria Baja 1000 y hemos competido en el rally París Dakar. Si soy absolutamente sincero, podría pasar horas e incluso días hablando de las experiencias vividas en las carreras…

Evaluación de mis propias competencias

Quizás sea uno de los esquiadores más famosos del mundo, en mis 25 años de carrera conseguí mucho. He participado en numerosas películas y he recibido algunos premios, he estado presente en expediciones al Himalaya, he realizado algunos ascensos y descensos de campeonato, así como he llegado a las cimas más conocidas de nuestro planeta. En realidad los tiempos industriales de mi abuelo terminaron hace mucho. Prefiero no pensar cuánto tiempo y dinero invertí en mis obsesiones mecánicas.
¿Sabría usted si se puede reparar y montar de nuevo una caja de cambios en un camión Chevy de los años sesenta?
¿Sabría usted montar las válvulas de un motor de 1500 caballos de potencia? Yo sé hacer todo esto. ¿Qué sucede con la soldadura? ¿Ha modificado usted un vehículo de serie para convertirlo en uno de carreras?...
Yo sí lo he hecho. Pero hoy en día nadie parece entusiasmarse con estos temas…

Por otro lado todo esto a veces viene bien. En una expedición pasé unos días en un campamento base. En la tienda de campaña estaba aclimatándome a las nuevas condiciones cuando escuché a un amigo que me llamaba pidiendo ayuda. Los esquís que llevaba (no eran de la marca Elan) estaban literalmente hechos pedazos. Ahí es donde entro yo. No fue casualidad que me pusieran el apodo de maestro en todo. Hice una prensa especial y con epoxi pude reparar sus esquís. Con estos pudo esquiar los siguientes dos meses sin ninguna dificultad. Este tipo de oportunidades me surgieron en varias ocasiones. He reparado luces, sistemas de energía solar, vehículos… Por eso en Nepal me llaman Señor Mecánico.

Diseño

Cuando por primera vez tienes un sponsor, debes adaptarte a los productos que te ofrece. A veces te piden que formes parte de las pruebas. Mucho menos frecuentes son los casos en los que te confían el diseño del producto. En este caso debes saber cómo colaborar con otros. Yo soy bastante bueno en el manejo de distintos dispositivos y máquinas. Justo por esto he desarrollado, en varias ocasiones, prototipos de los que siempre me he sentido muy orgulloso. Podría tratarse de las fijaciones para los esquís, las botas o diferentes colecciones de ropa. De esta manera se desarrollaron unos productos muy buenos que me dieron la sensación de esquiar mejor.

Oportunidades

Mediante un representante local obtuve mis primeros esquís gratuitos, más adelante tuve la oportunidad de rodar mi primera película, el primer heliesquí en Europa y América… Fui capaz de percibir y aprovechar las oportunidades que se me presentaban. De esta manera he podido colaborar con mis sponsor de formas poco habituales, casarme con Kimberly, reparar un coche de carreras en México, evitar la prisión a pesar de no estar sobrio… Seguí el flujo de mi vida y las puertas se me fueron abriendo a menudo. Siempre he entrado por ellas a pesar de no saber lo que me podría encontrar al otro lado. Casi siempre me han esperado gratas sorpresas. El Todopoderoso actúa de formas muy misteriosas…

Glen Plake

Glen Plake

Glen Plake

“!Empezamos la proxima semana! Preparate para poder llegar aqui” “Llegar a donde, por que…”

Julio de 2017

Suena el teléfono, al otro lado escucho una voz femenina. Era la mujer de un amigo con el que había participado en competiciones con el equipo Kia. Me comentó que estaba trabajando para un canal de televisión y después me preguntó:
“Glen, ¿sigues compitiendo en carreras?”
“Sí, por supuesto, pero sólo por placer en carreras locales.”
“Por favor, ¿podrías enviarme tu currículum?... No les interesas tú como esquiador. ¿Tendrías tiempo para tener una charla mañana por Skype?...”

Resultó tratarse de History Channel, que estaba lanzando una nueva competición de quads, buscaban un presentador para el programa de televisión. Les envié mi currículum, realicé la entrevista, acudí a un encuentro en persona en el que pudimos comprobar que existía una química mutua. Después me preguntaron si estaba disponible en agosto. Por suerte este es el mes en el que no tengo obligaciones. Hasta el siguiente viernes no hubo noticias. Luego llegó la llamada.
“¡Empezamos la próxima semana! Prepárate para poder llegar aquí…”
“Llegar a dónde, por qué…”
“¡A Georgia!”
“¿Allí en agosto no hace un calor infernal?”
Nos encontramos en una cantera abandonada que fue adaptada para ser un enorme circuito para quads. Ahí rodamos diez capítulos. Estuvimos rodando catorce horas al día durante seis días seguidos y luego un día de descanso… El equipo estaba formado por 150 personas… He disfrutado cada minuto, en particular cuando me preguntaban si era un artista o un mecánico… Así se creó el programa Truck Night in América.

Reconozco que mis expectativas no eran muy altas. El lanzamiento fue justo durante los partidos de fútbol y los Juegos Olímpicos. El ocho de marzo a las diez de la noche por fin ocurrió algo. Estaba en Canadá en un bar, en pleno anonimato pude ver mi primer programa. Me pareció que a la gente le gustaba. El primer episodio fue visto por casi un millón y medio de personas, cuando se sobrepasa el millón de espectadores significa un éxito para el programa. Enseguida lo pensé: “Otra temporada…” Y luego me volvieron a llamar para que fuese a Georgia.

¿Eso significa que habrá una tercera temporada? No lo sé. Quizás algún día presente un programa sobre esquí, alpinismo, o actividades en la naturaleza. Está claro que en esos campostambién puedo mostrar mis destrezas y conocimientos. Ya veremos si se abren estas otras puertas. Hasta entonces seguiré compitiendo en carreras, tomando curvas y virajes, soldando, con mis manos sucias… Está claro que, todo esto, será sólo cuando no esté esquiando…

Ski ya on “Truck Night!”
Glen

JAPÓN, NOS VEMOS
03. Dec, 2018 | Bine Žalohar

JAPÓN, NOS VEMOS

Japón es un país interesante. Y su nieve lo es aún más. Los inviernos son largos, nublados e excepcionales. Pero sobrevivir unos meses en la nieve en polvo de Asia oriental es una experiencia que recordarás por el resto de tu vida. Y sobre todo juras volver otra vez.

Seguir leyendo
TOTALMENTE NEGROS
20. Nov, 2018 | Gregor Šket

TOTALMENTE NEGROS

Elan presenta tres modelos de esquís que llevan la marca Black Edition. Estas versiones especiales de los esquís Delight, Amphibio y Ripstick son la encarnación de la elegancia, la exclusividad y la excelencia. Además, en términos de tecnología y diseño, incorporan una combinación de la tradición, la innovación y la visión de futuro.

Seguir leyendo
ASUNTO DE BELLEZA
12. Nov, 2018 | Gregor Šket

ASUNTO DE BELLEZA

Un esquí en esencia es una herramienta con impresionante capacidad, resiliencia y adaptabilidad. Pero también es mucho más que eso. También es un asunto de belleza, un híbrido entre el lienzo de un pintor y una escultura. Su forma, líneas y el diseño visual combinan para crear una figura única. La serie de edición limitada de los esquís para mujeres Elan tiene la firma de cuatro mujeres únicas que han llegado a la cima en sus respectivos campos.

Seguir leyendo
Ver todas las noticias
The entering of personal data during the order and payment procedures is being secured by an SSL-encryption. Outsiders are unable to view the data you enter, since we use a modern 128-bit-technology to provide a secure Transmission.
 

Reduction reason0

Reduction reason0

NRC